Medios Formales y Redes Sociales

Luis Felipe Arango P

@luchoap 

Medios Formales y Redes Sociales Columna de Luis Felipe Arango P Clic para tuitear

De un tiempo para acá veo cada vez con más claridad, como la opinión pública se inclina más por informarse a través de las redes sociales y no a través de los medios convencionales.

La redes sociales ofrecen la ventaja de la inmediatez y la posibilidad del contacto directo con los protagonistas de las noticias. Los medios tradicionales son impersonales y están siempre desactualizados: esto es letal para ellos.

Los medios convencionales han acusado el golpe. Han visto disminución en el número de lectores y suscriptores, y su reacción, en algunos casos, ha sido  ampliar su presencia a otros medios. El Tiempo, hace ya muchos años, abrió un canal de televisión, sin ir mas lejos.

La redes sociales ofrecen la ventaja de la inmediatez y la posibilidad del contacto directo con los protagonistas de las noticias. Clic para tuitear

También es común el uso de redes sociales para informar y compartir contenidos al usar herramientas como Facebook Live y sus similares en Instagram y Twitter, pero siguen perdiendo terreno.

Las redes sociales dan cabida a todas las opiniones y cuando una opinión es tenida en cuenta o se hace viral el usuario que la publica se siente halagado y se ve reconocido por su ingenio o agudeza mental.

Los medios convencionales, como están concebidos hoy, jamás podrán ofrecer esta experiencia al usuario.

La situación es Global. No es exclusiva de Colombia. En Estados Unidos los medios tradicionales están perdiendo audiencia y las cadenas de noticias como CNN y Fox tienen que acudir a estrategias diferentes para mantenerse con vida.

Los medio, en su afán de mantener su rentabilidad, acuden a prácticas cuestionables. La primera es editorializar el contenido en favor del gobierno o padrino político, para hacerse a la pauta oficial. Si el gobierno no es amigo seguir editorializando con la esperanza de que la oposición retome el poder y les llene las arcas., pero una cosa es la ideología del periodista y otra los intereses de los dueños de los medios.

Empezamos a ver algunos medios haciendo cambios en los equipos de informadores, mezclan al elenco actual periodistas afectos al gobierno, para así aumentar la pauta oficial. También hay medios que están siempre comprometidos con una causa política y no van a moderar el tono, como El Tiempo y Semana.

Los anunciantes privados siguen siendo muy significativos, pero ya están destinando parte de sus presupuestos a anunciar en las redes sociales.

Sobre esta situación arriba descrita, en Colombia llaman la atención los casos de El Tiempo y LaW.

El Tiempo editorializa las noticias desde los titulares y fotografías. No informan, opinan. Dan mayor despliegue a noticias que favorezcan sus causas políticas. EL Tiempo hace oposición soterrada al gobierno, simpatizan con las FARC y son  benévolos con Maduro, en detrimento de lectores y suscriptores.

En LaW es similar. Su  equipo de periodistas vive a la caza de noticias para desprestigiar al gobierno y le abren los micrófonos a personajes como Gustavo Petro y las mismas FARC. Tampoco apoyan de frente a Guaidó en Venezuela.

En LaW es similar. Su equipo de periodistas vive a la caza de noticias para desprestigiar al gobierno y le abren los micrófonos a personajes como Gustavo Petro y las mismas FARC. Clic para tuitear

¿Porque hacen esto? Por una noción periodística que se llama “amarillismo”. En la medida en que generan escándalo exagerando aspectos de la noticia, atraen audiencia. Esta audiencia que atraen no es suficiente, porque las redes sociales hasta en esto los superan…

Su ego no les permite no se entender la realidad, como pasó en días pasados. LaW perdió más de 1000 seguidores en un fin de semana a causa unos ataques injustificados que causaron fuerte reacción en la redes sociales.  Ellos achacaron esto, infundadamente, a persecución del gobierno, y les costó caro. Hoy vemos solo la punta del iceberg en el futuro veremos como los medios actuales se hunden como EL Titanic.

En USA la cadena CNN lleva dos años sin informar. Los sigo a diario y dedican muchas horas a editoriales contra el gobierno de Trump. En el último mes solamente hubo una mención a los eventos de Venezuela.

Situación similar se presenta en el canal Fox pero en defensa de Trump.

Los medios convencionales deben reconvertirse a formatos más afines con las redes sociales.

No tanta opinión y más información. Un buen formato sería publicar los hechos escuetamente y  abrir micrófonos, páginas y portales para recoger la opinión de los seguidores y suscriptores. Moderar más y no editorializar tanto. Debe haber editoriales, es licito, pero en espacios limitados y rotulados como tales.

Lo mas absurdo es que hay algunos medios convencionales que pretenden cobrar por el acceso a la información en Internet: Esto, sencillamente, será el último clavo que cierre el cajón en el cual serán sepultados los medios de comunicación como los conocemos hoy.

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 470 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo