Mentira política

ROXANA DA SILVA

Mentira política

@DaSilvaRoxy

Mentira política Columna de Roxana Da Silva Clic para tuitear

¿Cuántas veces puede engañar un político? La mentira es vista como un recurso en la política. No informan para ocultar sus fracasos y proteger la corrupción. En ocasiones, la mentira les funciona para señalar sin presentar la más mínima prueba, maquillar cifras, cambiar normas e inventarse una realidad.

Personajes que convierten a la mentira repetida en un arma fundamental para llegar y construir el poder. Cuando la mentira se convierte en una práctica intencionada y sistemática y pretende servir de sustento a un régimen de dominación Esto arrastra a un fatal desenlace a un país.

El populismo es el más claro caso de la mentira y el engaño como corriente  que inspira la política en toda la región. Justifica las carencias del presente porque son la supuesta base de un futuro esplendoroso. Gracias a sus mentiras se pasan la vida en el poder y disfrutando de los privilegios inherentes al cargo.

Así se van acumulado mentiras fatales y mentirosos acérrimos. La práctica de la mentira les hace sentir cómodos con sus propias versiones. El único objetivo es silenciar la verdad, condenar al exilio y censurar la crítica. Una  manipulación masiva de hechos y opiniones.

El populismo es el más claro caso de la mentira y el engaño como corriente que inspira la política en toda la región. Clic para tuitear

Optan por mentir, pues es imposible sostener con la verdad la ineficiencia de aquello que pretendían aplicar. Aunque unos mientan en nombre del pueblo y otros en nombre de la libertad. Dirigentes que actúan como difusores de mentiras masivas y pretenden trabajar por el bienestar social haciendo lo contrario a lo que predican.

Se generan ilusiones para ganar voluntades que luego se frustran cuando comprueban que no hay promesas cumplidas. Menosprecian a la sociedad. Su objetivo consiste en manipular hechos para justificar decisiones.

No hay engaño bien intencionado. Todo responde a una voluntad consciente, intencionada, de ocultar datos y pruebas, incluso más si colabora con debilitar al “enemigo”.

 Sin embargo, la mentira está obligada a superar la prueba del tiempo y en esto la sociedad cumple un papel fundamental. Lo peor que puede pasarle a una ciudadanía es acostumbrarse a ser engañada, porque permite que el político siga mintiéndole haciéndole creer que lo falso es verdadero hasta llegar al punto en que la realidad termina siendo algo absurdo sin siquiera recurrir a la mentira.

Lo peor que puede pasarle a una ciudadanía es acostumbrarse a ser engañada, porque permite que el político siga mintiéndole haciéndole creer que lo falso es verdadero Clic para tuitear

Un conocimiento real de lo que vivimos facilita la posibilidad de diseñar políticas para transformar en positivo tal realidad. Reconocer la mentira y desmontarla es parte de la compleja tarea que tenemos como ciudadanos. No se puede echar a un lado el trabajo de exigir la verdad, la información y los datos.

Si todos participamos, opinamos y hacemos parte de lo político habrá so­ciedad y habrá progreso.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de El Parche del Capuchino 

Articulos Relacionados

Acerca de Roxana DaSilva 8 Articles
Periodista independiente. Comunicadora Social. Leo, redacto e informo sobre lo político y social.