Millenialmente correcto

CÉSAR AUGUSTO BETANCOURT RESTREPO

Columnista

@C88Caesar 

Millenialmente correcto Columna de César Augusto Betancourt Restrepo Clic para tuitear

Columnista

Las nuevas generaciones han crecido en un mundo relativamente en paz… no les tocó vivir la Guerra Fría caracterizada por la constante tensión nuclear entre la Unión Soviética y Estados Unidos, que en nuestro continente nos dejó una dictadura comunista en Cuba.

Estas nuevas generaciones no vieron a los hermanos Castro promover la creación de guerrillas comunistas en Latinoamérica ni los estragos que el régimen cubano le ocasionaba a su propia nación, convirtiendo a una prospera isla en algo menos que un polvorín de muerte y opresión.

Estas nuevas generaciones no vivieron las tomas guerrilleras de las Farc, el ELN, el Quintín Lame, el EPL y el M19, ni el eventual enfrentamiento con las AUC por el control del territorio… no saben lo que es un burro bomba, o un cadáver bomba, un niño bomba o una pesca milagrosa.

Y estas nuevas generaciones no saben nada de esto, porque crecieron en un mundo en el que después de la caída del muro de Berlín, el comunismo empezó a palidecer, y la ideología liberal supuso una victoria sobre las dictaduras socialistas que se había propagado por todas partes.

Y estas nuevas generaciones no saben nada de esto, porque crecieron en un mundo en el que después de la caída del muro de Berlín, el comunismo empezó a palidecer Clic para tuitear

Las nuevas generaciones no saben nada de esto porque en Colombia un muro de contención llamado Álvaro Uribe Vélez, le puso freno de mano a la avanzada guerrillera que en el 2002 había obtenido control territorial del sur y oriente del país con 27 mil subversivos, y que en el 2010, gracias a la política de seguridad democrática, bajó todas las cifras de violencia en el país, reduciendo también el número de terroristas pertenecientes a la estructura de las Farc y las hectáreas de cultivos ilícitos que los financiaban.

Y como estas nuevas generaciones no saben nada de esto, la ideología de Marx, (que muchos creíamos muerta), se escondió en discursos juveniles que invocaban la resistencia, movimientos estudiantiles, el feminismo, la paz, entre otros, dándole un segundo aliento al Socialismo, que a la hora del té, llevan a que los mismos promotores de esa política del odio se reencauchen consiguiendo nuevos adeptos que comen cuento de cuenta del comunismo disfrazado.

Y ahí empezamos a perder la batalla… en la mente de los Millenials que no les tocó vivir nada de lo que he relatado, que crecieron en un mundo relativamente en paz, y que creen que todo ese cuento de Marx, Guerra Fría, tomas guerrilleras y demás, son como las historias del Coco o la Llorona… puro cuento. Y como creen que es puro cuento, la asociación inmediata es que quienes les decimos que el socialismo no ha muerto, nos tildan de mentirosos, facinerosos, guerreristas y demás.

Hoy, en el mundo de lo Millenialmente Correcto, debemos buscar una nueva forma de comunicarnos con esas nuevas generaciones, porque seguir atacándolas no va a dar resultado y seguir con la misma estrategia de algo que ellos suponen falso de entrada, tampoco va a funcionar.

Necesitamos:

  1. Voceros nuevos y frescos, muy al estilo de la guatemalteca Gloria Álvarez o a la argentina Antonella Marty, que le hablen a la juventud en el mismo lenguaje y formas que ellos usan, para transmitir el mensaje del inminente peligro del socialismo-populismo, porque de lo contrario, estaremos presenciando el fin de una lucha que desemboca, irremediablemente, con la pérdida de la libertad y la democracia.
  2. Espacios en los medios de comunicación para hacer pedagogía política e histórica.
  3. Desmitificar la idea de que en Colombia hubo una especie de guerra civil, lo cual dista mucho de la realidad, ya que lo que ha habido es una amenaza narcoterrorista con el fin de la toma del poder mediante la combinación de formas de lucha.
  4. Despolitizar la justicia, que hoy por hoy, está en manos de personas que han profesado una ideología abiertamente izquierdista. Urge una reforma a la rama judicial.
  5. Defender a nuestras Fuerzas Armadas (Policía, Ejército Nacional, Armada Nacional y Fuerza Aérea Colombiana) de la arremetida mediática que intenta desestabilizar la institucionalidad del país.
  6. Despolitizar la educación, saneando a Fecode de personas que defienden abiertamente a políticos e ideas de izquierda, arremetiendo precisamente contra la institucionalidad.
  7. Crear un discurso institucional que una a los colombianos en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y la violencia, con la premisa de que con estos grupos armados ilegales no se negocia, sino que hay que derrotarlos y llevarlos ante la justicia.

Hoy la batalla se debe librar en el plano de lo intangible, en el mundo de las percepciones, y si no estamos preparados como país y sociedad para enfrentar al socialismo, seguiremos los pasos de nuestros vecinos caídos en desgracia.

y si no estamos preparados como país y sociedad para enfrentar al socialismo, seguiremos los pasos de nuestros vecinos caídos en desgracia. Clic para tuitear
César Augusto Betancourt Restrepo
Acerca de César Augusto Betancourt Restrepo 44 Articles
Soy Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas, Máster en Comunicación Política y Empresarial. Cordovista hasta los tuétanos, ciclista amateur enamorado de Medellín y admirador de Oscar Wilde, Freddy Mercury y Salvador Dalí. Escribo con alma, vida y sombrero. #DogLover #MejorEnBici