Algo debe hacerse con la movilidad en general en las ciudades capitales que cada día es un problema más complejo de manejar, pero sobre todo se debe reformular el tema de la movilidad de motos y bicicletas.

Para el caso de las bicicletas, es normal que puedan transitar por cualquier vía de Colombia, salvo las excepciones de Ley como en ciertos túneles, lo que es inadmisible es que si tienen una vía especial para ellos no la usen, es absolutamente claro que es por ahí por donde deben exclusivamente moverse, por las ciclorrutas.

Así mismo, cuando las bicicletas se utilizan como medio de transporte y no solo para hacer deporte, es prístino que se les exija espejos retrovisores y direccionales, obviamente diferentes a las de otros vehículos, más manejables y manuales, pero que les permita ampliar su visibilidad.

Además, no deben olvidar los chalecos reflectivos y luces para la noche, para preservar la seguridad no solo de los conductores de bicis, sino la de los conductores de otros vehículos con quienes se comparten las vías y que muchas veces en la oscuridad no los logran ver.

Por el lado de las motos, no existe un código de tránsito para ellas, muchos pasan por donde sea, filas y filas de motociclistas que no respetan señales de tránsito ni peatones, ni ciclistas o semáforos.

¿Para cuándo se les empezará a a exigir que no pueden pasar entre los carros?, o ¿que ocupen el mismo espacio de un carro como enseñan en las academias de conducción?, ¿que solo pueden transitar por ciertos carriles?, ¿cuándo comenzarán a pagar peaje? Porque es obvio que deben hacerlo en proporción a su capacidad así sea mil pesos deben pagarlo, usan las vías, disfrutan si están en buen estado y señalizadas y las gastan en proporción.

Sé que uno no debería generalizar, hay motociclistas y conductores de bicicleta responsables, pero parecieran ser muy pocos, porque la mayoría se salta las reglas que rigen para todos, se pasan semáforos en rojo, poniendo en peligro a peatones y conductores de carros. No solo eso, usan andenes como si fueran sus vías y entre ellos mismos hasta tienen graves accidentes.

Sé que la responsabilidad de la movilidad no es solo de ellos, los conductores de carros también debemos poner de nuestra parte, así como los peatones, pero en esta reflexión quiero señalarlos para que se normalice su movilidad.

Un consejo para las ciudades que están comenzando a implementar ciclorrutas, no cometan los mismos errores que en Bogotá, en dónde muchas se terminan a la mitad del camino, tienen bolardos atravesados o no cuentan con buena iluminación, excusas que muchos biciconductores usan para poder andar en la vía de los carros.

Hoy los barranquilleros cuentan con 63.10 kilómetros de vías preferentes para las bicicletas (sea ciclorrutas o carriles en la vía), espero que los usen de manera responsable, no solo cumpliendo con las normas de tránsito, sino respetando a los peatones, carros y motos. Además de tener los elementos de seguridad.

Esperemos a ver qué solución proponen frente a las motos.

Algo debe hacerse con la movilidad en general en las ciudades capitales que cada día es un problema más complejo de manejar, pero sobre todo se debe reformular el tema de la movilidad de motos y bicicletas. Clic para tuitear

 

SockStyle by Cancino

Iván Cancino G.
+ posts

Papá, esposo de la más hermosa mujer, columnista y abogado.