No hay gobierno distrital

Aldumar Forero Orjuela

Aldumar Forero Orjuela

Les aseguro que si se hace el ejercicio de contar los errores de la alcaldía de Claudia López en este primer año de administración el resultado sería el primer tomo de un libro, en otras palabras, estaría nominada… Clic para tuitear

Aldumar Forero Orjuela

¡No hay gobierno distrital!, y hay que dejar claro esto. En la capital de la República hay de todo menos un gobierno distrital que ejecute políticas públicas y cuide el bienestar de los ciudadanos. Claudia López hoy alcaldesa de Bogotá se hizo elegir entre otras cosas prometiendo que la ciudad se iba a recuperar – no sé de qué ,si iba por buen camino – del mal gobierno que terminaba Enrique Peñalosa según ella y muchos bogotanos le creyeron, por supuesto, ellos pensaban que una mujer sería un gran giro positivo para la capital además que no estaba en la “clase política” de siempre.

Lamentablemente para todos los ciudadanos de la ciudad el engaño se consumó y las consecuencias las estamos viviendo. Desde el 01 de enero de 2020 Bogotá entró en una etapa de incertidumbre positiva, es decir, nadie sabía lo que podría pasar con Claudia López en el poder de la capital, pero mantenían algún optimismo de que las cosas podrían estar mejor, estamos en noviembre y la situación es mucho peor que años anteriores, inseguridad campante, detrimento del erario de los bogotanos, improvisación y lo peor un gobierno distrital al servicio de las redes sociales.

No se cumple todavía el primer aniversario de Claudia López en la alcaldía y los escándalos por contratación indebida, corrupción y malos manejos y decisiones destilan todos los días por los titulares de prensa de la capital. La alcaldía de López Hernández parece más la cuna de su partido y amigos que el lugar donde se toman decisiones que afecten a los bogotanos de manera positiva.

El Liévano se convirtió en la guarida de personas incompetentes que se reparten puestos como ganado en feria. Si algo ha hecho esta pandemia es sacar la verdadera imagen de una Claudia López solapada en la arena política, y no la estoy insultando sino haciendo un diagnóstico lo mejor posible. Y este pensamiento no solo lo tengo yo sino la mayoría de los que vivimos en esta gran ciudad que está pidiendo a grito entero que la alcaldía sea dirigida por un bogotano que quiera a la ciudad y no por una persona que solo quiere satisfacer su imagen y hacer campaña para la presidencia.

Lo peor que puede hacer un político entre muchas cosas más, es que se haga elegir en un cargo público para hacer campaña electoral, pone todos los recursos de los ciudadanos medidos en impuestos al servicio de su campaña, empieza a pagar sueldos con la plata del pueblo, utiliza los medios de comunicación de manera burocrática y corrupta, engaña a la población vendiendo un sueño para que este sea en el futuro la peor pesadilla de un ser humano. Todo esto lo está haciendo Claudia López en la alcaldía de Bogotá desde el primer día, y lo que falta.

Si en verdad la alcaldesa le interesara la ciudad asumiría las responsabilidades propias de su cargo, estaría al frente defendiendo a las instituciones, protegiendo al pueblo y ejecutando obras.  Todo lo contrario, en medio de la pandemia se preocupó por culpar de todo lo malo al gobierno nacional mientras ella se lavaba las manos cual Poncio Pilatos después de cometer una serie de malas decisiones. Un alcalde de Bogotá debe tener determinación, carácter serio, amor por los ciudadanos y un altruismo infinito en función del bienestar de la ciudad, Claudia López no tiene ni un solo valor destacable, más bien tiene antivalores muy notorios.

Les aseguro que si se hace el ejercicio de contar los errores de la alcaldía de Claudia López en este primer año de administración el resultado sería el primer tomo de un libro, en otras palabras, estaría nominada a los récords Guinness de los errores cometidos en tan poco tiempo. No hay gobierno en Bogotá porque la alcaldesa está en función de una campaña electoral, todo lo malo que pueda suceder en la capital es culpa del presidente Iván Duque y si hay algo bueno el reconocimiento y todo el esfuerzo es para ella y su séquito burócrata. Claudia López se convirtió en lo que tanto rechazaba con vehemencia desde el Congreso, la politiquería, Claudia López es una politiquera de primera línea, parece que la regla es que en campaña electoral lo que funciona es la fórmula del “engaña bobo”.

Bogotá está cansada de Claudia López y de sus malas decisiones – si es que alguna vez ha tomado alguna – cansada de que la ciudad sea un antro de ineficiencia y un mal ejemplo para todo el país y para todo el continente. Pregunto, en dónde quedaron las obras de Transmilenio que se dejaron contratadas para que la movilidad sea mejor, el proyecto del Metro en qué va, los CEFEs para qué se utilizan, ¿dónde quedaron las obras?

En fin, apoyo a los ciudadanos que dicen: #RevocatoriaClaudiaLópez.

Aldumar Forero Orjuela
Acerca de Aldumar Forero Orjuela 46 Articles
Aldumar Forero Orjuela, nací el 12 de noviembre de 1998 en Bogotá D.C., estudiante de Economía de la Universidad de la Salle. Egresado del colegio Externado Porfirio Barba Jacob de Bogotá, de este colegio soy Bachiller Técnico. Durante mis últimos años de bachiller trabaje en prácticas como "asesor" contable en la misma institución académica; técnico en Asistencia Administrativa. Miembro activo del grupo más grande de jóvenes en Colombia en materia política, Universitarios del Centro Democrático (UNICD). Mi pasión la política de mi país, mi interés la coyuntura mundial.