En ninguna encuesta alcanza a hoy el 50% más uno de los votos para ganar en primera vuelta, por lo que la elección para Congreso de la República es determinante. Gustavo Petro no logra la presidencia por elección popular. Clic para tuitear

 

Con miras a conocer la intensión de voto a la Presidencia de la Republica de Colombia, la empresa Mediciones Estratégicas realizó la gran encuentra del caribe en ciento treinta (130) municipios de los ocho departamentos de la Costa : Atlántico, Bolívar , Magdalena, Cesar, Guajira , Córdoba , Sucre y el archipiélago de San Andrés , Providencia y Santa Catalina, para el día de su publicación -15 de febrero del 2022- los resultados favorecían a Gustavo Petro, con una aprobación del 34%, tomando ventaja en un porcentaje superior al 25% frente al más cercano seguidor en la Costa Atlántica: Alex Char.

 

Es innegable que el resultado refleja lo que está sucediendo con los ciudadanos en esta parte del territorio nacional, donde la corrupción electoral es un elemento cultural y estructural de la política, que se sostiene sobre tres grandes pilares:

  1. La existencia de un voto cautivo derivado de un poderoso y sólido grupo empresarial multisectorial de propiedad de los Char.
  2. El montaje de rígidas organizaciones para la compra de votos en época electoral.
  3. Una estructura burocrática y clientelista muy bien encaminada por la clase política dirigente, al amparo de los partidos políticos, que manejan milimétricamente la voluntad del elector en favor de sus intereses, que involucra a toda la dirigencia política y los altos cargos del Estado a nivel nacional, departamental y municipal.

Dentro de este contexto, tiene mucho significado la ventaja obtenida por Gustavo Petro, si se tiene en cuenta que el ciudadano está harto y agotado de la clase política tradicional, por lo que busca a través de su voto el cambio, entre otras cosas, de posibles prácticas corruptas como las que quedaron al descubierto ante la opinión pública a través de la ex senadora y condenada Aida Merlano, quien en un acto vindicatorio denunció a sus exparejas sentimentales y financiadores de sus campañas al senado de la Republica, al ser sometida como chivo expiatorio de una corrupción al elector que es común en todo el territorio nacional.

 

Ahora, ¿es posible concluir que Petro no es un político tradicional? ¡Por supuesto que no! Todo lo contrario, es un político tradicional con discurso de doble moral, con más de tres décadas activo en la política, consolidado en la vida pública como exguerrillero hasta 1.990, transita por la izquierda más tradicional en sus formas de hacer política, utiliza todos los medios de lucha para alcanzar el poder, su autoritarismo le ha generado hostilidades y contradictores en su propio movimiento, se ha aliado con los más representativo del clientelismo y la corrupción política para las elecciones presidenciales del 2022-2026; Hoy uno de sus alfiles, Piedad Córdoba, está siendo cuestionada por actos de corrupción, narcotráfico y lavado de activos por su cercanía con el gobierno Venezolano y Alex Saab.

 

Así las cosas, Gustavo Petro de renovador no tiene nada en la forma de hacer política.

 

Entonces, ¿dónde radica su éxito para ganar preferencia entre los electores según la referida encuesta? Además de las ya expuestas, la respuesta se encuentra en la historia de los dictadores de izquierda, cuyos discursos populistas y propuestas anticapitalistas encuentran semilla en la desesperanza de los más necesitados y en una clase media cada vez más castigada, cuya brecha económica y social se ha ampliado con las medidas económicas de los últimos gobiernos, esto sumado a un pésimo gobierno como el del presidente Iván Duque Márquez, le facilitó el escenario a Petro para seguir en campaña durante ocho (8) años seguidos, le permitió tomar ventaja a los demás precandidatos a la Presidencia de la República, el reconocimiento e identidad mediática y popular ningún otro rival político la logró.

 

¿Le bastará esto para alcanzar la presidencia? ¡No creo!

 

En ninguna encuesta alcanza a hoy el 50% más uno de los votos para ganar en primera vuelta, por lo que la elección para Congreso de la República es determinante.

Si el Pacto Histórico alcanza una representación mayoritaria en el Congreso, sería el indicador real de su fuerza política y a partir de estos resultados comenzarían a cocinarse las coaliciones verdaderas para frenar su llegada a la presidencia. Sin duda alguna, de alcanzar el Pacto Histórico una representación importante en el congreso, Gustavo Petro le jugaría su alma al diablo para llegar a realizar acuerdos con otras bancadas de los partidos y poder anticipadamente alcanzar mínimas condiciones de gobernabilidad utilizando la más universal de las formulas: Negociar todo el poder burocrático , económico y político del Estado y luego traicionar los acuerdos, so pretexto de poner la Patria por encima de los partidos, así es como se comporta el autoritarismo de izquierda a lo largo de la historia, le funcionó en Bogotá.

 

Hagamos memoria, al primero que expulsó de su gabinete fue a Antonio Navarro Wolf, ex compañero de armas. Por lo tanto, ya que en el interregno a la elección presidencial las encuestas pueden virar en cualquier dirección, lo importante es elegir un congreso de manera responsable.

Desde esta perspectiva Gustavo Petro no logra la presidencia por elección popular.

Liliana Gutiérrez H.
+ posts

Abogada de la Universidad Gran Colombia. Especializada en Derecho Penal y Criminología por La Universidad Autónoma de Colombia. Conferencista Nacional e Internacional. Ha sido docente universitaria, Autora de Artículos sobre Derecho Penal y columnita de opinión en algunos medios de comunicación virtuales. Litigante.

Comparte en Redes Sociales