¿Por quien votar el proximo 27 de Octubre?

Fernando Orjuela Galeano

@PoliticaPuntual

¿Por quien votar el próximo 27 de Octubre? Columna de Fernando Orjuela Galeano Clic para tuitear

En nuestro país para poder acceder a cualquier corporación pública por votación popular, solo se necesitan votos y cierta edad y no se exige nada de preparación y formación educativa adecuada y específica para esos cargos. Por ejemplo para ser concejal, solo se exige de nivel educativo tener enseñanza media (bachillerato) y saber leer y escribir. Incluso son mayores los requisitos educativos para ser Concejal que para ser Representante a la Cámara o Senador.

Este es en mi concepto el origen, entre otros, de los grandes problemas del país y de la gran corrupción que nos carcome en Colombia.

Cuando se acercan las elecciones de todo tipo en Colombia, es usual y normal escuchar frases, como, ese señor es un tipo honesto votemos por él, o esa señora es una buena persona votemos por ella, o fulanito de tal es de muy buena familia dale tu voto, o ese tipo siempre ha manejado la política de la región y es imposible derrotarlo, o es mejor malo conocido que bueno por conocer, o por ejemplo en la costa es común escuchar voten por mi compadre, que él les va ayudar. Cada político en su región aplica la frase más conveniente y adecuada para su medio, con el objeto de avalar su candidatura popularmente. Infortunadamente es muy raro en nuestro país, escuchar que un candidato este preparado idoneamente para ser candidato a una corporación publica.

En nuestro país para poder acceder a cualquier corporación pública por votación popular, solo se necesitan votos y cierta edad y no se exige nada de preparación y formación educativa adecuada y específica. Clic para tuitear

De esta forma simple e inaudita se hace política en Colombia, solo buscando votos, da pena decirlo pero es así. Cada vez que escucho que una persona por el hecho de solo ser honesta puede hacer política o ser politico o que por esa única cualidad la gente diga que tiene que ser merecedor de un puesto, me da pena ajena.

Las cualidades como la honestidad, los principios, la ética, la decencia tienen que ser intrínsecas en todo ser humano, condición “sine qua non” para toda actividad y todos los seres humanos debemos cumplir con esos preceptos sin excepción para trabajar por el bien común y en cualquier actividad. Para ser político, acceder a un puesto público o a una corporación, dada su importancia, no solo deberia ser necesario cumplir con estos preceptos, sino que además deberia ser indispensable tener una gran formación integral educativa para desempeñarse con altas cualidades, pero por desgracia, hoy nuestra constitución no contempla como exigencia esos requisitos.

Esa premisa que parece simple, sencilla y hasta obvia, no solo no se exige en nuestra constitución para ser edil, concejal, diputado, gobernador o alcalde, si no que al parecer no parece importante y curiosamente tampoco ha sido objeto de ninguna reforma política y constitucional específica en ese aspecto.

De nada sacamos tener en el mejor de los casos como representante del pueblo a una persona honesta, si no tiene la menor idea de contratación y administración pública, de trámites de leyes o de gestión pública. De que le sirve a un municipio tener como alcalde a una persona honesta, si no sabe que es la planificación urbana, el desarrollo territorial o desconoce como se tramitan los recursos en el orden departamental o nacional.

Si bien es cierto que en el aspecto educativo de los dirigentes públicos, la ESAP por ejemplo ha hecho grandes avances, la realidad es que la gran mayoría de nuestros dirigentes desconocen el manejo de la administración pública porque no es “exigencia” y esa es una verdad de a puño, que no se puede desconocer, lastimosamente.

Urge una gran reforma política en este aspecto que permita exigirle a nuestros políticos constitucionalmente una gran formación educativa para el manejo de lo público y de esta manera poder mejorar paulatinamente el caos de la administración publica en todos los aspectos, en donde en un gran porcentaje solo impera la desidia, la corrupción, la ineficiencia y la ineficacia.

Gran responsabilidad les cabe a todos los partidos politicos para realizar esta imperiosa reforma, que por lo demas deberia ser consensuada por todos los partidos y movimientos, sin distingos ideologicos, por amor a la patria, responsabilidad social, politica y principios.

Hay por supuesto excepciones con el buen manejo de lo publico, pero los ejemplos por desgracia son muy pocos en Colombia.

Urge una gran reforma política en este aspecto que permita exigirle a nuestros políticos constitucionalmente una gran formación educativa para el manejo de lo público Clic para tuitear

Manos a la obra. Mientras el congreso hace reformas importantes en este sentido que se pueden demorar años, proporcionele a su region, a su departamento, a su municipio o a su ciudad, la posibilidad de ser gobernada por gente idonea y capacitada en gestion y administración publica. Y recuerde todo lo otro de la honestidad, principios etc, debe ser intrinseco. Verifiquelo, exijalo y comparta esta informacion.

Avatar
Acerca de Fernando Orjuela Galeano 28 Articles
La Política, el arte, las tertulias y escribir son sus grandes pasiones. La tranquilidad del campo cabalgando y apreciando el ganado es tal vez, lo que mas goza y le da satisfacción, sin embargo una buena conversación es lo que mas lo reconforta, pero sin lugar a dudas lo que mas admira es la inteligencia del ser humano.