Presidentes Duque Márquez y Opina Pérez El Parecido Va Más Allá De Las Canas

Luis Felipe Arango P

En las últimas semanas, cada vez que veo al presidente Iván Duque me acuerdo más del Presidente Mariano Ospina Pérez.

No solamente porque ambos pintaron canas prematuramente, sino por la manera en que irrumpieron en la política. Ambos vienen de familias con tradición política como el ilustre Iván Duque Escobar, padre del Presidente Duque, y los presidentes Mariano Ospina Rodríguez y Pedro Nel Ospina, abuelo y tío de Ospina Pérez. Las  carreras políticas de ambos antes de llegar a la presidencia fueron sorprendentemente cortas y meteóricas, en gran medida gracias al apoyo de los mentores que tuvieron. Ambos con ascendencia antioqueña.

En ambos casos, Ospina y Duque, llegaron al poder catapultados por dos líderes carismáticos de sus respectivos partidos: Laureano Gómez en el caso de Ospina y Álvaro Uribe Vélez en el caso de Duque. Como “outsiders” de la política, gracias a su talento y habilidad llegaron inesperadamente al poder. Tres años antes de sus respectivas elecciones eran totalmente desconocidos en la arena política nacional.

En ambos casos, Ospina y Duque, llegaron al poder catapultados por dos líderes carismáticos de sus respectivos partidos: Laureano Gómez en el caso de Ospina y Álvaro Uribe Vélez en el caso de Duque. Clic para tuitear

Curiosamente ha ambos les tocó afrontar desórdenes sociales y alteraciones del orden público complicadas. En el caso de Ospina nada más ni nada menos que el mucho más grave, pero tristemente recordado, asesinato de Jorge Eliezer Gaitán Ayala, que llevó al desenlace de El Bogotazo.

A Iván Duque le ha tocado hacer frente a un alzamiento popular coordinado internacionalmente desde Caracas y La Habana y liderado Colombia por el discurso incendiario de Gustavo Petro e Iván Cepeda apoyados sigilosamente por santos y sus alfiles. 

En tiempos de Duque los coordinadores del alzamiento, buscan hacer de Dilan, el muchacho que lamentablemente falleció en un desafortunado encuentro con el ESMAD, un nuevo mártir para incendiar al país como en tiempos de Ospina Pérez agitadores como Fidel Castro usaron el asesinato de Gaitán para incendiar a Colombia.

Si bien hasta hoy no se han visto destrozos de la magnitud del tristemente recordado Bogotazo no descarto el escalamiento. El gobierno acusa ya la los efectos de esta presión política.

En el caso de Ospina Pérez ante la presión de la oposición, liderada por Darío Echandía, Plinio Mendoza Neira y Lleras Restrepo entre otros, quienes llegaron a palacio a exigirle la entrega del poder, él les respondió la inmortal frase que hoy se le atribuye a su célebre esposa doña Berta Hernández de Ospina Pérez: “Más vale un presidente muerto que un presidente fugitivo.”

Hay que recordar que en esa nefasta fecha, la policía en vez de cerrar filas en torno al gobierno, se dividió y buena parte de ellos apoyaron a los rebeldes.

Más allá de su célebre frase, las acciones de Ospina fueron las siguientes:

  • Declarar un gobierno de unidad nacional entregándole la mitad del poder de la oposición liberal
  • Nombró ministro de gobierno a Darío Echandía
  • Sacó del gobierno a su mentor Laureano Gómez quien en ese  momento era el canciller y le cerró las puertas de palacio instigado por su esposa.

Hoy a Duque la oposición exigió diálogo y Duque accedió instalando una mesa de conversación.

Roy Barreras reclama cambios en las altas dignidades del Estado y la recomposición del gobierno y por su parte Duque ya anunció que está abierto a los cambios. Claramente Duque, al igual que Ospina Pérez, en medio del levantamiento popular está hablando con la oposición y anunciando su disposición a cambios en la composición del gobierno. Roy y santos se deben estar frotando las manos.

Álvaro Uribe Vélez. Por su parte, está un poco al margen de esta discusión, entre otras cosas, porque de manera sospechosamente conveniente le bloquearon su cuenta de Twitter… ¡que casualidad! Para que el paralelo fuera completo sólo falta la marginación definitiva de Uribe Vélez de la coalición de gobierno. Ya se levantan voces en el uribismo que piden a Duque que tome una licencia y Duque ya les respondió.

Existe hoy otro elemento que no hay que desconocer ni subestimar: Los intereses de algunos sectores que buscan pescar ganancias en río revuelto. Si Duque abandona la presidencia la asume la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez quien ocupe ese cargo a nombre del partido conservador.

Por supuesto esto no va a suceder pero si sucediera la presidenta sería Ramírez y habría gente contenta, entre otros el ex presidente Pastrana quien siempre se ha embelesado con las mieles del poder, que hace rato le son esquivas.

No sé si estas consideraciones son fruto de mi imaginación o si reflejan en parte de la realidad nacional.

La única diferencia que veo en este paralelo, es que la tripleta santos, Petro, Cepeda, a diferencia del Echandía, si saben el poder para que es. 

Así que si el próximo ministro del interior es Roy Barreras no digan que no se los advertí.

La única diferencia que veo en este paralelo, es que la tripleta santos, Petro, Cepeda, a diferencia del Echandía, si saben el poder para que es. Clic para tuitear
Luis Felipe Arango Pardo
Acerca de Luis Felipe Arango Pardo 29 Articles
Comentador asiduo. Voy por Millos, Boca y Barça. Beatlómano, Tintinólogo, Abogado y Administrador de Salud-USC. Opino a título personal.