Señor Presidente, su máxima equivocación, fue no reconocer a los verdaderos enemigos de la Democracia, presentándose ante ellos con debilidad y permitiéndoles que la socavaran Clic para tuitear

 

Absolutamente nada. De algo malo no puede surgir nada bueno, él y todo lo que lo rodea es nefasto; sus camaradas, patrocinadores, áulicos, familia y votantes. Pensar algo distinto, ni siquiera es inocente, raya con la estupidez.

Todos ellos saben que su falso mesías es un mal ser humano y así lo han expresado en el pasado: Roy, Piedad, Navarro, Claudia López, Angélica, Gaviria, las niñas Pizarro, Robledo, Santos, etc., con una carga grande de crímenes, una campaña tenebrosa y fraudulenta, aceitada por toneladas de narco dólares.

Este artículo lo escribo en primera persona, no represento a nadie, tampoco espero convencer. Mi única intención es levantar mi voz ante la afrenta que constituye que un ser tan abyecto y ruin, hoy sea presidente de este resiliente país, acompañado de una vicepresidenta pésimamente mal instruida, con un costal ancestral de resentimientos que no puede disimular soportado únicamente por los advenedizos que los rodean y quienes como hienas están listos a lanzarse a su presa “llamada Colombia”.

Mi único deseo es SOBREVIVIR estos cuatro años que se avecinan y que los políticos decentes que aún no se han hincado ante estos criminales, los empresarios, inversionistas, Fuerza Pública, comerciantes, trasportadores, pensionados, campesinos, veteranos y ciudadanía honesta, nos unamos bajo una sola bandera, impedir que GUSTAVO PETRO se perpetúe en el poder a través de ardides politiqueros e iniciativas oscuras promovidas por debajo de la mesa, al mejor estilo de Roy Leonardo.

Lo que se viene no es fácil, por eso adoptaré algunas medidas de carácter económico, que buscan contener en algo el EFECTO PETRO (inflación, burocracia, mermelada, persecución, huida de capitales, recesión económica, desempleo, narcotráfico, violencia). Restringiré al máximo las propinas, monedas en semáforos y servicio público, compras callejeras, cero paseos a nuestras dos costas (fortines cocaleros de descerebrados corruptos que vendieron su voto), solo movimientos bancarios en línea que no generen cobros, evitaré proyectos que me impliquen nuevos impuestos y por ningún motivo estableceré relaciones con petristas inclusive en mi familia, responsables de esta tragedia.

Desde hoy me comprometo a formar parte de la resistencia, hare oposición civilizada, acompañaré manifestaciones que no destruyan, me educaré en Democracia y compartiré lo aprendido, seguiré denunciando cualquier atropello de estos bárbaros y no me desmotivaré ni siquiera con el mal ejemplo de aquellos politiqueros que se hicieron elegir con propuestas de derecha y hoy se humillan ante este megalómano y sus cortesanos, por migajas de lo que despilfarrarán.

Por último, mi total admiración y respeto ante la posición adoptada por Federico Gutiérrez y Enrique Gómez, candidatos como ustedes fortalecen mi esperanza, DIOS LOS ACOMPAÑE E ILUMINE.

POSDATA: “Señor Presidente, su máxima equivocación, fue no reconocer a los verdaderos enemigos de la Democracia, presentándose ante ellos con debilidad y permitiéndoles que la socavaran.”

Web | + posts