Quien es realmente, ¿“Gustavo Petro”?

Gustavo Adolfo Muñoz

Gustavo Muñoz

@gustavoadolfomu

Quien es realmente, ¿“Gustavo Petro”? Columna de Gustavo Adolfo Muñoz Clic para tuitear

Con los últimos acontecimientos que se han venido presentando alrededor del Señor Gustavo Petro Urrego y sus constantes escándalos personales y políticos, de su manifiesto odio por la institucionalidad, por su desapego a la Ley, amparado en su figura de caudillo y de Senador, por su mal querencia hacia la sociedad pensante y productiva del país; es por esas razones que tome la determinación de escribir este artículo.

Lo que leerán nace de mi experiencia académica, por la preocupación que tenía desde el año 2001, año en que recuperé mi libertad, libertad perdida, por causa del SECUESTRO que perpetro, el hoy Senador de la República PABLO CATATUMBO y cimentados esos estudios con la experiencia que adquirí en el Gobierno del Dr. Alvaro Uribe Velez, cuando fui honrado de pertenecer a su Concejo Nacional de Paz, en donde me dediqué con el Dr. Luis Carlos Restrepo, al estudio de las mentes de las personas que toman la determinación de alzarse en armas en contra del Estado.

Después de este breve preámbulo, entro en materia:

Para uno entrar a un grupo guerrillero o mal llamado paramilitar; para uno entrar a ser parte de un grupo de bandidos, tiene que ser enfermo mental, el solo hecho de tener conciencia de que le va a quitar la vida a otra persona o va a causar dolor, (Sin importar la excusa que impulse al acto), es la primera señal de desvió mental. En el caso del señor que me ocupa, el infringió dolor y muerte por AMOR A COLOMBIA.

El señor Petro, por ese amor a Colombia, empezó desde temprana edad a transgredir la Ley y la Constitución Nacional, se ha paseado por cada uno de los artículos del Código Penal y de Procedimiento Penal, haciéndole conejo a la misma, sin que hasta la fecha haya tenido castigo social, al contrario, siendo un BANDIDO CONFESO, lo que la sociedad le ha otorgado son premios a su muy mala conducta.

Es que, en cualquier país del mundo medianamente desarrollado de verdad, una persona como la que nos ocupa, estaría purgando prisión perpetua, si es que no lo condenan a la pena de muerte; pero no, aquí en mi bello país, esta premiado; Colombia el único país en la tierra en donde a los CRIMINALES ENFERMOS MENTALES (PSICÓPATAS), los premian y por su misma enfermedad mental, se convierten en guías morales, éticos y espirituales.

Muchos de los que me leen desconocen cosas que realmente no tienen por qué saber, pero yo se las voy a contar y después que lean, se darán cuenta del daño infinito que este personaje y otros que nos dejó el indigno, Juan Manuel Santos, personaje nefasto, al que se le debió declarar interdicto.

Todos los actos del cuestionado PETRO, enmarcan perfectamente en los estudios que uno aprende en la facultad de Derecho, en derecho Penal y Criminalística, estudios sobretodo desarrollados por Psiquiatras y Psicólogos; se darán cuenta, que los rasgos psicológicos de estos pro hombres al estilo PETRO, son los que actualmente le aplican a la sociedad, pero que desafortunadamente nunca han sido tenidos en cuenta, para ser causal grave, para no poder desempeñar cargo público de elección popular.

Cómo Ven los Psicópatas al Mundo:

No sólo codician las posesiones y el poder, sino que también sienten un placer especial al usurpar o quitarle a los otros; lo que puedan plagiar, estafar, y obtener mediante extorsión son frutos mucho más dulces de los que pueden ganar realizando de un trabajo honesto.

Y una vez que han agotado todo lo que pueden de una fuente, se vuelcan hacia otra para explotarla, chuparle la sangre, y después echarla a un lado; su placer al causar la desgracia de otros es insaciable. Utilizan a la gente como medio para alcanzar un fin; esta última debe ser subordinada y degradada de modo tal que los antisociales puedan justificarse… El psicópata es un manipulador, que sabe exactamente lo que nos mueve y cómo manipular e influenciar nuestros sentimientos.

La mímica es a menudo utilizada para convencer a los otros de que el psicópata es un ser humano normal. Él hace esto para crear una falsa empatía con su víctima. El psicópata intentará hacerle creer a Usted que tiene emociones normales, contando alguna historia triste o profesando experiencias profundas, conmovedoras; la verdad es que la mayoría de los psicópatas pasan por la vida como en una incubadora, emocionados por poca gente y sin sentir ninguna verdadera compasión hacia los demás; pero mentirán para convencerlo de que poseen emociones normales.

La mentira para el psicópata es como la respiración. Cuando se los pilla en alguna mentira y que son desafiados, inventan nuevas mentiras, y no les importa ser descubiertos. Como Hare plantea:

“La mentira, el engaño, y la manipulación son talentos naturales en los psicópatas… cuando son pillados en alguna mentira o desafiados con la verdad, rara vez quedan perplejos o desconcertados – cambian simplemente sus historias o procuran remoldar los hechos de modo que parezcan constantes con respecto a la mentira. El resultado es una serie de declaraciones contradictorias y un oyente profundamente confundido.” (Hare).

A menudo, su comportamiento sirve para confundir y para reprimir a sus víctimas, o para influenciar a cualquier persona que llegue a escuchar la versión del psicópata sobre la historia.

La manipulación es la clave de sus conquistas, y la mentira es una forma de alcanzar esto. Un ejemplo casi divertido de cómo mienten los psicópatas puede ser el de un hombre cuyas huellas fueron descubiertas en la escena del crimen. “No, ése no es mi pie” dijo, aunque todos sabían que estaba mintiendo.

Así es cómo los psicópatas operan. Negarán la realidad hasta que sus víctimas sufran de una crisis nerviosa. A menudo, el psicópata se volteará hacia la víctima y afirmará que ésta “está soñando” y que posee un desequilibrio mental.

El psicópata se distrae e impresiona principalmente por su propia representación ostentosa de sí mismo, lo que lo conduce muy seguido a decir involuntariamente a la gente cosas que lo llevan a su detección.

A menudo se olvidan de las mentiras que dijeron y cuentan historias contradictorias, lo que hace que el que lo escucha se pregunte si el psicópata está loco, aunque en este caso no lo está realmente, sólo ha olvidado las mentiras que ha dicho.

Lo más asombroso, sin embargo, es su memoria selectiva. Puede que un psicópata no recuerde las promesas que le hizo ayer a usted, pero recordará algo del pasado si satisface de alguna manera sus propósitos. Frecuentemente hacen esto siempre que se los confronta o se los pilla en una mentira.

La mayoría de los psicópatas son muy arrogantes y engreídos. Sin embargo, cuando tratan de encantar a una víctima potencial, dicen las cosas “correctas” en el momento debido y le hacen creer que son almas buenas y generosas; no siempre, pero a menudo. La verdad es que los psicópatas no son altruistas y realmente no les importan las amistades ni los lazos.

Guggenbuhl-Craig declara que, “SON MUY TALENTOSOS PARA APARENTAR SER MUCHO MÁS HUMILDES QUE LA PERSONA PROMEDIO, PERO QUE DIFÍCILMENTE LO SON.

Algunos también pueden fingir preocupación por los estratos sociales bajos y manifiestan que están del lado de los más débiles, los pobres y así sucesivamente. Un psicópata puede afirmar, por ejemplo, (si es de una clase socioeconómica baja), que las personas ricas le desagradan profundamente, pero a la vez, por dentro anhela y envidia lo que tienen. Es como el narcisista, deseando reflejar una imagen falsa de sí mismo a través de sus pertenencias. Entre sus pertenencias están incluidos los seres humanos: novias, esposas e hijos.

Algunos psicópatas pueden ser muy cariñosos con los animales (contrariamente a la opinión general), pero los siguen viendo como objetos en relación con ellos mismos.

Por lo general, la mayoría de los psicópatas se jactarán infinitamente de sus hazañas y de las cosas “malas” que han hecho (a esto se le llama a menudo una señal de alerta, que prevendrá a las almas cuidadosas), pero mucho más frecuentemente que lo contrario, la mujer que está fascinada con él no escuchará a la razón, así y todo, otros que lo conozcan la adviertan sobre su comportamiento pasado.

Nota: Recuerden, que GUSTAVO PETRO, en estos momentos esta monitoreado y medicado por Psiquiatría.