Para las autoridades, Rafael Martínez es tres cosas: corrupto, corrupto y corrupto al no declarar el incumplimiento de malos contratistas y es la mejor prueba de la mafia política que es la Banda Caicedo. Clic para tuitear

El pasado lunes 17 de enero, la Procuraduría General de la Nación profirió pliego de cargos en contra de Rafael Alejandro Martínez, alcalde de Santa Marta en el período 2016-2019; por presuntos incumplimientos en las obras de la Megabiblioteca y la Normal San Pedro Alejandrino.

 

La decisión del Ministerio Público en contra del alfil de Carlos Caicedo, principal cabecilla de la Banda Caicedo; estaría sustentada en la presunta omisión en la adopción de decisiones o acciones frente a los incumplimientos contractuales en los que pudo incurrir el contratista.

 

Está documentado por los investigadores que tanto en la Megabiblioteca como en el colegio Normal San Pedro Alejandrino, hay incumplimiento de funciones por presunta violación en los principios de responsabilidad y eficacia que rigen la actividad contractual de carácter pública.

 

Para las autoridades, Rafael Martínez es tres cosas: corrupto, corrupto y corrupto al no declarar el incumplimiento de malos contratistas, imponerles las multas que fueran necesarias y hacer efectiva la cláusula penal, como es deber de todo servidor. ¡Lo de Martínez es gravísimo!

 

Además de este pliego de cargos, Rafael Alejandro Martínez tiene en su prontuario otra formulación de cargos de noviembre de 2017, expedida también por la Procuraduría General de la Nación, por presuntamente influir en procesos electorales de carácter político partidista.

 

En aquel entonces, el Ministerio Público ordenó la suspensión de Rafael Alejandro Martínez durante tres meses en momentos que se desempeñaba como alcalde de Santa Marta. En la formulación de esos cargos, se calificó la falta cometida como gravísima a título de dolo.

 

Esta decisión es una más en el ‘rosario’ de actuaciones con las que los órganos de control han evidenciado el grado de corrupción en el que ha estado Santa Marta desde el 2012 y hasta la fecha. No se salva ninguno de los alcaldes de ese período. Han desangrado a los samarios.

 

Este nuevo pliego de cargos en contra de Rafael Alejandro Martínez es la mejor prueba de la mafia política que es la Banda Caicedo, cuyo principal cabecilla es Carlos Caicedo. Ellos, a punta de populismo radical, han construido una mentira que las autoridades están demoliendo.

Luis Miguel Cotes Habeych
+ posts

Luis Miguel Cotes Habeych (Santa Marta, 18 de enero de 1987), más conocido como "El Mello Cotes", es un músico, administrador de empresas, y político colombiano, quien ha servido como diputado de la Asamblea Departamental del Magdalena entre 2007 y 2009; y Gobernador del departamento del Magdalena entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2015.

 

Comparte en Redes Sociales