Reflexión

IVÁN CANCINO G.

@CancinoAbog

Reflexión Columna de Iván Cancino. Clic para tuitear

Esta semana Kate del Castillo volvió a ser noticia. Lo fue porque le pidió a un reportero que no la llamara “amor”. Cuanta razón tiene; decirle a una persona que no se conoce, o con la cual se tiene una relación laboral, “preciosa”, “mi vida”, “corazón”, no es un acto de galantería, es un acto de irrespeto. Tampoco es un tema de idiosincrasia, las nuevas generaciones deben cambiar esas malas prácticas e interiorizar que no es un halago o galantería sino, en la mayoría de las veces, un actuar irrespetuoso, una violación a la dignidad de la mujer.

Las relaciones interpersonales exigen igualdad, respeto, trato digno, rectitud. Galantería es abrir una puerta, correr un asiento, resaltar una virtud laboral, pero jamás una manifestación que implique una actitud que solo está reservada para personas cercanas y queridas por razones familiares, sentimentales o de amistad.

No llego al punto de decir que eso es acoso, no lo creo salvo que vaya acompañado por acercamientos, cogidas de mano repentinas, invitaciones repetitivas a salir, o insinuaciones de mejoras o desmejoras laborales, pero si es un ataque a la dignidad de muchas mujeres quienes no se sienten cómodas con esas palabras. Estoy seguro de que muchos hombres quienes se dicen seguros de sí mismos se molestarían si a su esposa o pareja les hablaran con palabras dulces sus jefes o desconocidos.

Estoy seguro de que muchos hombres quienes se dicen seguros de sí mismos se molestarían si a su esposa o pareja les hablaran con palabras dulces sus jefes o desconocidos. Clic para tuitear

Poco a poco, sin acudir al derecho, la sociedad debe empezar a entender que la igualdad no está en decir “lideresas” o “alcaldesa”, no, la igualdad está en cuidar el lenguaje y tratar a todo mundo de manera digna, obvio que este trato aplica tanto para las mujeres como para los hombres.

Reitero no es un tema de derecho, salvo las excepciones dadas, es un tema de cultura. Ahora, a quien le guste que lo manifieste y no pasa nada, pero a quien no, se le debe respetar esa decisión.
*-*
Adenda: Cuánta falta hace hoy en día, para la defensa de los abogados, el mejor litigante del siglo XX: Antonio José Cancino. Me alegran muchísimo los mensajes que recibo por montón a través de mis redes sociales y en los que recuerdan lo mejor de él. Entre ellos, que fue un gran maestro al que todos tenían acceso. En este pequeño espacio quiero compartir algunos de esos mensajes:

“Fuerza y altivez en la palabra, bondad y humildad en el corazón, a muchos les mejoró la vida en los estrados judiciales a otros con un consejo. Su vida es un ejemplo para muchos. Gozan de esas virtudes los tribunales celestiales, lo urgen los terrenales” @NelsonHMartine1

“Inolvidable defensa en Congreso a expresidente Samper, una lástima que abogados nos coartamos de analizar el fundamento jurídico de la defensa penal por razones políticas o de ego, recordarlos cada día hace más llevadera la ausencia de los seres queridos” @cely015

“Gran maestro, gran jurista apreciado Iván” @ZamudioNelson “Excelente ser humano! Cuánta falta nos hacen hombres de gran talante” @caroalpo

“Excelente hombre, gran humanista, gran maestro, pérdida inmensa tuvo el país, el derecho, el Externado y especialmente ustedes, su familia” @kcharris65

“Yo lo conocí: era un excelente profesional, pero a una persona así no se recuerda con tristeza sino con alegría, porque su legado es muy importante” @Graciel74551169 “Una verdadera inminencia” @fajardo_ruber “Un duro! No desvíe ese legado de la justicia social sin perder la ética frente a los clientes” @ricardomagno99