Hoy, 206 años después, ya sin homicidios, pero con impuestos y con simples excusas, llega un LOCO al poder para tratar de adueñarse de lo que no le pertenece. Clic para tuitear

Desde principios de la humanidad las disputas y las guerras, han tenido un común denominador: «LA TIERRA».

De los primeros registros que se tengan, está en la Biblia, el relato de la venta de la primogenitura en donde Esaú se la vende a su hermano Jacob por un plato de lentejas, esta disputa entre hermanos gemelos obedecía solamente por el control de las tierras de su padre Isaac quien era el dueño de vastas regiones (Beer-lahai-roi, Gerar y Beerseba) en donde había agua y por ende pastos para los rebaños. Esto sucedió 1.840 años antes de Cristo.

Sigue la historia de la humanidad y vemos disputas por el control de la tierra entre tribus, etnias, imperios, naciones, etc. Siempre las guerras han sido por el control de la tierra. De tal modo que ese cuento MAMERTO en Colombia, de que los Españoles le robaron las tierras a los Indígenas, pues no es del todo verídico; como tampoco es verídico que los Portugueses robaron en Brasil, ni los Ingleses en los EEUU, ni los Árabes en España, ni los Pijaos a los Quimbayas, ni los Chibchas a los Motilones, ni los Paeces a los del Cacique Payan.

Con la civilización, llega el ordenamiento y por ende las leyes, estas, permiten ya delimitar y otorgar linderos para así evitar las guerras y el derramamiento de sangre al que siempre lleva el control territorial.

Pero voy a entrar ya, a nuestra historia Colombiana Republicana y así yo, poderme dar y darles, una posible idea de la tal REFORMA AGRARIA que nos quiere imponer el OJIBROTAO o el COMUNISMO LADRÓN, bajo la premisa de repartir tierra ajena para entregársela a los NADIE; y lo explicare con un ejemplo simple para que cada cual saque sus conclusiones.

Para el año de 1.810, ya la Nueva Granada había adquirido con dolor, sacrificio y sangre su independencia de España; el Rey Fernando VII, jamás aceptó esa derrota y la pérdida de del Virreinato, es así como ordena la RECONQUISTA y envía a Santa Fe de Bogotá en el año de 1.816 al General Pablo Morillo, quien llega con sus tropas el día 24 de mayo.

Para la época de la Independencia, la Nueva Granada la conformaban 16 provincias territoriales, a saber: Santafé, Tunja, Socorro, Pamplona, Santa Marta, Cartagena, Riohacha, Panamá, Veraguas, Chocó, Nóvita, Antioquia, Popayán, Mariquita, Neiva y Casanare.

El General Morillo, a cada una de esas provincias envió un Coronel, como comandante de las tropas del Rey Fernando VII, estos Coroneles siguiendo las instrucciones de Morillo, empezaron a ASESINAR personas propietarias de las mejores tierras, acusándolas de ser INSURGENTES POR ESTAR EN CONTRA DE LAS LEYES ESPAÑOLAS Y DEL REY, en otras palabras, PATRIOTAS.

Esos crímenes y en su gran mayoría falsas acusaciones, no tenían otro fin que el apoderarse de sus haciendas para repartírselas entre los nobles Españoles y entre los Militares al servicio del Rey.

Hoy, 206 años después, ya sin homicidios, pero con impuestos y con simples excusas, llega un LOCO al poder para tratar de adueñarse de lo que no le pertenece y así poderle repartir las tierras que se va a robar entre sus compañeros de lucha y amigos.

Gustavo Adolfo Muñoz
+ posts

Gustavo Adolfo Muñoz Roa. Agricultor, creador de la fundación Nueva Esperanza. Ex secuestrado por el senador Catatumbo