Si quiera que no va a ganar Kamala

Francisco Flórez Vargas

Francisco Flórez Vargas
Trump no va a ganar por ser de “extrema derecha”, pues no lo es. En el más agudo de los casos, el señor Donald Trump es un liberal con inclinaciones cristianas, como son los norteamericanos de los estados que le van a dar el triunfo. Clic para tuitear
Francisco Flórez Vargas

Lo único en que coinciden los votantes de Trump y de Biden es en que las elecciones del próximo 3 de noviembre serán las más trascendentales en la historia reciente de Estados Unidos. Tradicionalmente el demócrata era un partido popular, amigo de los sindicatos y del average Joe, mientras que el republicano era percibido como un club de élite que se dedicaba a privilegiar a los ricos. Y aunque republicanos y demócratas diferían en asuntos como el manejo de la economía o la política exterior, parecía existir un entendimiento básico sobre los propósitos políticos fundamentales que ambos compartían. Eso cambió radicalmente a partir de Obama y su actual sucesor. El partido republicano pasó a identificarse con la gran clase media baja norteamericana, – los deplorables de la señora Clinton- mientras que el demócrata hoy se encuentra asociado con las grandes élites (prensa, Hollywood, Bill Gates y compañía) y con grupos radicales de izquierda como Antifa y Black lives matter.

Sin proponérselo, Trump terminó siendo lo único que queda entre los valores de millones de gringos promedio y los intereses, muy asustadores a ojos de esa clase media, de unas elites que ellos perciben globalistas y antipatriotas, y de unos grupos radicales que llevan meses incendiando comercios, taponando calles y tumbando estatuas.  Trump no va a ganar por ser de “extrema derecha”, pues no lo es. En el más agudo de los casos, el señor Donald Trump es un liberal con inclinaciones cristianas, como son los norteamericanos de los estados que le van a dar el triunfo.

Por si fuera poco, los demócratas parecen ser los directores de campaña de Trump. Biden parece de chiste (al lado de Trump, que es mucho decir), ya no puede hablar bien, se le olvida todo. Le ponen de vice a una marxista que se llama Kamala; simpatizan con quitarle fondos a la policía (en un país que arde) y ante los grotescos escándalos de corrupción de Biden Jr., se callan mientras Facebook y Twitter encubren la noticia, dejando en evidencia de qué lado están las grandes corporaciones que controlan la información. Para rematar, senadores demócratas histéricos le hicieron una serie de preguntas horrorosas a la jueza Amy Coney Barrett, una dama de rostro cándido que se ganó al público por el solo hecho de haber sido insultada durante horas. “¿Es usted o ha sido una depredadora sexual?”, llegaron a preguntarle.

Con la jueza Barret en la Suprema, es altamente probable que se revoque Roe v. Wade, y con ello se ponga fin a la protección, financiación y promoción estatal del aborto en los Estados Unidos. Y desde que el partido demócrata hizo del asesinato de infantes su principal bandera moral, esta será otra de las razones por las que ganará el señor Donald Trump, declarado antiabortista.

Y en cuanto a Colombia, con Maduro de vecino y las FARC en Arauca, Nariño, Cauca y el Congreso, nos caerá de perlas tener a Trump 4 años más, y no a Kamala.

Francisco Flórez Vargas
Acerca de Francisco Flórez Vargas 4 Articles
Francisco Flórez Vargas. Colombiano. Abogado. Magister en Derecho. Magister en Antropología. Investigador en historia.