Simple, si a la economía le va bien, al país le va bien

Duván Idárraga
Simple, si a la economía le va bien, al país le va bien. Columna de Duván Idárraga López Clic para tuitear
Duván Idárraga

Varias veces he utilizado la famosa frase de James Carville (asesor de Bill Clinton) “Es la economía, estúpido” para hacer referencia a la relevancia que tiene ese tema en la dinámica de un país, algo que deberíamos considerar siempre. Es muy simple, si a las empresas les va bien, a la economía le va bien y por ende al país le va bien. Si hay utilidades en las empresas, hay impuestos para seguir atendiendo todos los programas sociales que requiere el país y que maneja el gobierno central (salud, educación, seguridad, programas de auxilio y beneficio para los sectores menos favorables, etc.).

 

Es evidente el impacto negativo que ha tenido en la economía del país la crisis generada por la pandemia, afectando de manera considerable gran parte de los sectores. Las medidas adoptadas por el gobierno de hacer ingresos paulatinos y controlados de algunos de los sectores productivos ha permitido aminorar el efecto, pese a ello las consecuencias han sido graves: Fuerte pérdida de empleos (se ha alcanzó una cifra cercana al 21% de desempleo). El crecimiento económico en el primer trimestre de 2020, continuando la tendencia de 2019 de 1,1% en Colombia (0,4% Chile; -3,39% Perú; -1,6% México; -1,5% Brasil) se fue por la borda. Se estima decrecimiento para el 2020 entre 5 y el 7% para Colombia (siendo a nivel de América Latina de los mejores, en otros países se esperan cifras más duras, por ejemplo: México 8%; Chile 7%; Perú 6% – Cifras FMI). Para 2021 Brasil crecería 3,6%; México 3,3% y Colombia 3,7% (proyecciones FMI).

 

Las medidas que fueron aprobadas en la reforma tributaria de 2019, entre ellas los muy cuestionados por algunos días sin IVA, han generado una importante inyección de recursos a la economía del país y han evitado que el desastre económico sea más fuerte. Las ventas de la primera jornada superaron los $5,8 Billones, permitieron una leve recuperación de la economía del país y controlaron la pérdida de empleo en el sector comercio. Para la segunda jornada del 3 de julio, las ventas fueron significativas, aunque menores a las de junio. El impacto económico de ambas jornadas fue muy positivo para el país, tal como lo resalta la firma de análisis RADDAR que menciona que en junio el gasto de los hogares registró un crecimiento del 0.97%.

 

Es tan clara la relevancia del tema económico para la estabilidad de Colombia que incluso aquellos personajes que están decididos a acabar con el país plantean desde sus ópticas acciones que buscan afectar la economía. Por un lado, el Señor de la Bolsa invita a la desobediencia civil, a no pagar facturas ni deudas, buscando un daño irreversible al aparato productivo lo que sirve a sus intereses políticos. Por otro, la alcaldesa de Bogotá sigue con su intención de paralizar al sector productivo de la capital con toda serie de obstáculos, además desea extender la cuarentena total mientras apoya marchas; busca la desestabilización económica de la ciudad que tiene un peso importantísimo en los indicadores del país. En ambos casos queda nuevamente en evidencia el peligro de los populistas.

 

Urge que el gobierno nacional acelere la reactivación económica de los sectores que aún están pendientes, especialmente restaurantes, hoteles y el sector turístico que padecen graves consecuencias, reflejados en pérdida considerable de empleos y por ende afectando la economía del país. Me uno al llamado que realizó Cristian Garcés (Representante por el Valle) al gobierno nacional y a su iniciativa de que se proteja la producción Nacional de tapabocas y otros elementos de bioseguridad frente a las importaciones masivas (especialmente de China) que afecta a muchas empresas locales. En todas las compras de estos insumos que hace el gobierno nacional debe primar la producción nacional. Por otro lado, la emergencia, desde el punto de vista de capacidad de suministro de estos elementos, se ha superado; hay empresas colombianas con capacidad atender el mercado nacional y exportar. Medidas de apoyo del gobierno en esos sentidos continuarían con el proceso de recuperación del empleo y de la reactivación económica en Colombia. Reitero, es SIMPLE, SI A LA ECONOMÍA LE VA BIEN, AL PAÍS LE VA BIEN.

 

EL COLMO 1: FARC producen deforestación de cientos de hectáreas para sembrar coca en el Parque Nacional La Paya, en Putumayo. Pese a ello ninguna ONG, ni el Partido Verde, ni  ningún político de izquierda de los que dicen defender el medio ambiente ha condenado el hecho. NO HAY DERECHO.

 

Nota: Invito a ver el video de Salud Hernández Mora en el cual se pronuncia contra los recientes planteamientos del Señor de la Bolsa: https://t.co/S67ckgYT2m

Avatar
Acerca de Duvan Eduardo Idarraga L 112 Articles
Administrador Empresas Univalle, Especialista en Finanzas ICESI; amo al glorioso Ejército de Colombia. Chaparraluno de nacimiento, caleño por adopción; opinador por gusto y por convicción sobre la realidad politica y económica del país.