Sobre el Liberalismo y otros «ISMOS»

Karol Gutiérrez

Karol Gutiérrez

Sobre el Liberalismo y otros «ISMOS». Ustedes deducirán que tanto han variado estos términos hasta nuestros días Clic para tuitear

Karol Gutiérrez

En la primera mitad del siglo XIX, surgen una serie de «ismos» sin los cuales es imposible comprender la historia occidental a partir de aquella época, en la que proliferaron una serie de movimientos de muchas clases. Me refiero a los tiempos ‘post’ Declaración de los Derechos del Hombre (R. Francesa), de la cristalización de los Estados nacionales  y de la Revolución Industrial.

‘De hecho, los hombres  habían amado la libertad antes de hablar de liberalismo, y habían sido conservadores sin conocer el ‘término’ en cuanto tal’. Lo que ocurre en esas décadas es un proceso de sistematización de los «ismos»; como «radicalismo»  en 1820, «socialismo» en 1832, y «conservadurismo» en 1835. Los años de 1830 asistieron a la aparición del «individualismo», «constitucionalismo», y «humanitarismo».

«Nacionalismo» y «comunismo» datan de los años de 1840. Y hasta los años de 1850, el mundo de habla inglesa no utilizó la palabra «capitalismo»; y no se oyó hablar de «marxismo» hasta mucho después.

Liberalismo clásico,  Los primeros liberales que se dieron a sí mismos ese nombre aparecieron en España, la palabra pasó luego a Francia, Inglaterra y a las Américas. Hasta que, en la década del 40’s, surge el gran Partido Liberal. El liberalismo decimonónico o «clásico» variaba de un país a otro, pero mostraba semejanzas fundamentales. Los primero liberales eran hombres de clases profesionales, del mundo de los negocios, y terratenientes emprendedores, que creían en lo moderno e  ilustrado,  y en el autocontrol del hombre; se oponían al sufragio universal, excepto para los varones, protegían el derecho a la propiedad privada, y  abogaban por el laissez faire.

El radicalismo, se originó en Inglaterra donde radicales filósofos se aplicaron el termino así mismos en los años de 1820. Desechaban todos los argumentos basados en la historia, o en las costumbres, («Radical» procede de la palabra latina que significa «raíz»). Todo lo querían reformar de raíz, las leyes, los tribunales, el Parlamento… Detestaban la Iglesia y la nobleza; y pedían que todo individuo adulto tuviese derecho al  voto.  Eran dirigentes de la clase obrera,  y creían en un nuevo proyecto revolucionario, superior al de la R. Francesa.

El republicanismo, inicialmente  hace referencia a una corriente de pensamiento político surgida en la Italia de la Edad Media; y en los siglos XVII y XVIII resurge en los debates políticos de Inglaterra, e influye en el pensamiento de los padres de la independencia Estadounidense… Pero la Republica en cuanto forma de Gobierno, se instaura relativamente, con la caída de la monarquía francesa, y de allí emergen debates sobre los modelos de Estado – el Republicanismo Constitucional por ejemplo – los republicanos se organizaban en sociedades secretas a nivel nacional e internacional, y estaban fuertemente conectados con el pensamiento político socialista. En ésta época la mayoría de la gente y los liberales los relacionaban con el «anarquismo».

El socialismo, los primeros socialistas eran franceses, que  creían que más allá de la igual civil y legal, introducida por la R. Francesa, había que dar un  nuevo paso hacia la igualdad social y económica; todos ellos consideraban el sistema económico como caótico e injusto, cuestionaban la empresa privada y favorecían la propiedad común de los activos productivos, bancos, fabricas, tierra y transporte… odiaban la burguesía, desaprobaban la competencia como principio rector y planteaban la distribución de una renta universal. Sus ideas eran difundidas a través de intelectuales y medios de comunicación como la “Revue de progrés”  en parís.

El comunismo,  en aquella época era un sinónimo dudoso del socialismo. Un pequeño grupo de revolucionarios alemanes se dieron ese nombre en 1840, “la historia los habría olvidado si entre sus miembros no hubieran estado incluidos Carlos Marx y Federico Engels, quienes emplearon consistentemente el término «comunismo»  en 1848”, que cayó en un desuso general después de este periodo, para renacer tras la revolución Rusa de 1917.

EL conservadurismo, sostenía las  bases de la aristocracia y de la iglesia, se oponían al gobierno constitucional y representativo al que aspiraban los liberales; como filosofía política, sostenía que todos los pueblos debían cambiar sus instituciones mediante la adaptación gradual; eran reaccionarios y a menudo nacionalistas. El «nacionalismo» por su parte, era un programa deliberado, que se configuraba en dos vertientes; I) nacionalismo cultural, señalando que cada pueblo tenía su lengua, su historia y su cultura etc. II) el nacionalismo político, que consistía en la creación de los Estados soberanos.  Eran revolucionarios, y  eran mal vistos o perseguidos por las autoridades  y, en consecuencia, formaron un gran número de sociedades secretas, en algunas regiones, sirvieron para el mismo fin las logias masónicas. Y en muchas de aquellas sociedades, el nacionalismo se mezclaba con el liberalismo, con el socialismo o con el republicanismo, de un modo en aquella época indiferenciado.

Ustedes deducirán que tanto han variado estos términos hasta nuestros días.

Karol Gutiérrez
Acerca de Karol Gutiérrez 9 Articles
Cuento historias, y amo a Barranquilla. La vida la defino en una frase ‘Carpe Diem’.