opinión

LA DEBACLE

En el siglo XXI, Colombia hizo un avance muy importante en reducción de la pobreza, tras dos décadas de crecimiento económico sostenido y de fortalecimiento de las redes de protección social. Los pobres pasaron de ser el 50 % del total en 1999 al 27 % en 2018 y la pobreza extrema bajó del 22 % al 7 %. También somos menos desiguales. El coeficiente Gini pasó del 0,60 en 1999 a 0,52 en 2018. En consecuencia, teníamos una clase media equivalente al 30 % de la población y, a partir del 2014, era mayor al total de pobres. Por otro lado, según la FAO, en 2006, unos 4,2 millones de colombiano padecían hambre. Para julio de 2019, eran 2.4 millones, muchos todavía, el 4,8 por ciento de la población, pero un 43% menos que en 2006 y bastante mejor que el promedio de 6.5% de Latinoamérica y el Caribe. Los datos no eran para cantar victoria, pero tampoco cabe duda de que mostraban avances muy importantes y alentadores. […]