NO EQUIVOCARSE

La estrategia de la izquierda es evidente: intentar, contra la evidencia, “uribizar» a Hernández y acusarlo de corrupto y misógino. Y, por encima de todo, promover el voto en blanco.

Lee mas