Columnistas

¡Orden y Libertad!

Quizás sea imperante modificar la ley 3 del 9 de mayo de 1834, imprimiendo valor necesarios como debe ser: “orden y libertad”, un llamado a las bancadas para que hagan lo propio; por algo se empieza, si recuperamos el orden como principio fundamental de una nación, muy seguramente a futuro no tendremos que preocuparnos por el ejercicio sin titubeo alguno a todas nuestras libertades públicas. […]