opinión

Recluta inmundo, pecuecudo y feo

Antes de empezar quiero sentar mi posición de rechazo ante los escándalos sexuales forzados o no forzados por parte de uniformados del Ejército, debe caer sobre ellos el peso de la ley, una minoría NO puede enlodar una institución bicentenaria; los ataques sórdidos y aleves lanzados por impúdicos personajes con investiduras especiales por no citar 8000 razones, pareciera inaudito criticar la paja en el ojo ajeno y no ver la jácena en el propio.
[…]