Toda una Estrategia Estructurada y Coordinada en Contra del País

Duván Idárraga López

Duván Idárraga
En diferentes regiones del país ocurrieron tenebrosas masacres y el asesinato de muchas personas, hechos que condeno. Aclaro, los únicos responsables son quienes los ejecutan; no, como pretenden muchos, el gobierno. Clic para tuitear
Duván Idárraga

En diferentes regiones del país ocurrieron tenebrosas masacres y el asesinato de muchas personas, hechos que condeno y espero sean castigados con todo el peso de la ley. Aclaro, los únicos responsables son quienes los ejecutan; no, como pretenden muchos, el gobierno. Las cifras son claras, estos actos violentos crecieron considerablemente mientras se negoció el narco acuerdo Santos- FARC con el beneplácito de quienes hoy piden acabar la violencia y critican al gobierno actual; después de su posesión, medios, organizaciones de izquierda, “periodistas” y promotores y defensores del documento de la Habana empezaron a condenar estos actos; durante el gobierno Santos, en cuyo lapso se incrementaron de manera considerable, guardaron silencio cómplice. Billones de pesos en pauta y contratos del erario compraron ese silencio y respaldo.

Muchos olvidan que la principal razón de esta violencia radica en el narcotráfico, también que el narco acuerdo de la Habana (por eso me refiero al documento en estos términos) lo elevó a  categoría de delito político, auspició el crecimiento inusitado de cultivos y  producción de coca, garantizó impunidad total a jefes narcoterroristas FARC y les lavó su billonaria fortuna. También incentivó que en las regiones donde hoy se centralizan los principales actos de violencia (Nariño y Cauca) el incremento de cultivos, laboratorios de droga, presencia de grupos que se benefician de ese lucrativo negocio (FARC, ELN, BACRIM); una peligrosa y explosiva combinación que hoy llena de terror esas zonas.

Tampoco olvidemos que tienen el beneplácito de la justicia que, como he dicho anteriormente, sirve a los narcos y por ende a los violentos; con sus fallos les protegen su lucrativo y criminal negocio. La Corte Constitucional impide la aspersión aérea, única herramienta eficaz para disminuir de manera considerable cultivos ilícitos y con ello quitarle recursos a los violentos. No son los únicos, la JEP (el monstruo creado por las propias FARC) les garantiza impunidad total liberó (con la complicidad de la Corte Suprema y del Consejo de Estado) y permitió la fuga del narcotraficante alias Jesus Santrich (pedido en extradición por negociar 10 toneladas de cocaína con el cártel de Sinaloa, después de firmado el narco acuerdo). También vía tutela evitaron la asesoría militar norteamericana para combatir el narcotráfico. Como si lo anterior no fuera grave para el país, un tribunal del Cauca ordenó suspender la erradicación manual de cultivos ilícitos. ¿Así o más absurdo?

Recordemos que los gobiernos de Cauca y Nariño apoyaron vehementemente el narco acuerdo y se oponen a la fumigación aérea. Además, comunidades indígenas de estas regiones en varias ocasiones han expulsado a la fuerza pública de su territorio, incluso han intervenido para liberar narcotraficantes que han sido capturados. Mientras exigen al gobierno protegerlos no permiten la presencia de la Fuerza Pública, ¿así o más complejo? Las consecuencias están ahí, son departamentos con enormes extensiones de cultivos ilícitos (muchos de ellos en complicidad de los propios indígenas), presencia de innumerables actores de violencia vinculados al criminal negocio que combinan todas las formas de lucha (presión política, mediática y armada) para proteger sus intereses económicos.

En todo esto no puede faltar el Señor de la bolsa (el que impulsaba a los indígenas del Cauca a bloquear el país, el que convoca marchas violetas, el que busca destruir a Colombia como ayudó a hacerlo con Venezuela ) y sus cómplices (políticos, medios, “periodistas”, ONG´s); los que callaron ante el incremento de la violencia producto del narcotráfico (incluido el asesinato de líderes sociales) durante las negociaciones con FARC, respaldaron el narco acuerdo y en especial el manejo al tema del narcotráfico (nefasto para el país, extremadamente beneficioso para los narcos), desconocen que las mal llamadas disidencias FARC como responsables de muerte de varios líderes sociales y generadores de violencia en el país, piden negociar con el ELN, se oponen a la fumigación aérea, azuzan a las comunidades indígenas y festejan los fallos en contra de la erradicación manual.

Es decir, defienden el narcotráfico que es el principal motor de la violencia, pero exigen al gobierno acabar con ella; usan políticamente las masacres. ¿Incoherentes? Mucho, por encima de todo, interesados; es lo que les conviene. La izquierda (siguiendo directrices del Foro de Sao Paulo) tiene toda una estructurada estrategia en contra del país, busca desestabilizar a Colombia y de esa manera acceder al poder; para ello combinan todas las formas de lucha usando sus distintos frentes (armado, político, judicial, social e informativo o más bien, desinformativo), ojalá muchos lo entendieran.

EL COLMO 1: Pese a lo contemplado en la ley y su propia jurisprudencia, los mafistrados de la C S J no definen entregar la competencia de los casos que llevan contra el ex presidente Uribe a la Fiscalía. Siguen violando la ley sin un ápice de rubor, cinismo extremo. NO HAY DERECHO.

 

EL COLMO 2: La C I D H da patente de corso a los funcionarios elegidos por votación popular para que roben sin contemplación, condenan al Estado colombiano por la destitución legal del Señor de la Bolsa como alcalde por haber violado la ley colombiana. Pero los de izquierda eso no lo consideran intromisión indebida.  NO HAY DERECHO.

 

Avatar
Acerca de Duvan Eduardo Idarraga L 117 Articles
Administrador Empresas Univalle, Especialista en Finanzas ICESI; amo al glorioso Ejército de Colombia. Chaparraluno de nacimiento, caleño por adopción; opinador por gusto y por convicción sobre la realidad politica y económica del país.