Trabajar, trabajar y trabajar

César Augusto Betancourt Restrepo

Trabajar, trabajar y trabajar

@C88Caesar

Trabajar, trabajar y trabajar Columna de César Augusto Betancourt Restrepo Clic para tuitear

Muchos analistas, periodistas y medios de comunicación han manifestado casi con asombro el hecho de que el Presidente Electo, Iván Duque, no se haya ido después de una agitada campaña a tomarse un receso a Europa y que en vez de eso, se esté dedicando a trabajar desde antes del día cero. Creo que se mal acostumbraron el estilo clubman de Juan Manuel Santos y olvidaron que el Primer Mandatario tiene la consigna sagrada de servir y gestionar toda una nación.

Con Duque se acabó la era del derroche, los gastos innecesarios, los millones en almendras y cortinas, y empezó un ciclo de nuevo diálogo con las comunidades, de entendimiento sano entre instituciones y de firmes compromisos con la ciudadanía.

No vamos a ver un Presidente ensimismado en un aura intocable, con aires de emperador abnegado, en vez de eso, tendremos un Jefe de Estado que estará encargado de Gobernar como debe ser, no para bañarse en un júbilo inexistente, sino para cumplir una agenda que requiere del máximo empeño y esfuerzo.

Tendremos un Jefe de Estado que estará encargado de Gobernar como debe ser, no para bañarse en un júbilo inexistente, sino para cumplir una agenda que requiere del máximo empeño y esfuerzo Clic para tuitear

En el pasado quedará ese Gobierno sordo y arrogante que significa el paso de Santos por la Casa de Nariño, y al frente, con la energía de la juventud, la mesura y la convicción, tendremos a un Iván Duque con el país en la cabeza, con capacidad real de traerle soluciones a la Nación, y ponerle freno de mano a la debacle institucional y moral en la que nos deja este agonizante mandatario.

El futuro de Colombia hay que labrarlo con esmero, dedicación y paciencia, por eso el proceso de empalme ha sido tan minucioso, y seguramente el gabinete que regirá el destino del país, será el de los más altos estándares técnicos, con un único fin: cumplir.

Las expectativas son altas porque Colombia está lista para cosas grandes. Tenemos que atrevernos a soñar a ser un país modelo en la región y en el mundo, a superar todas las barreras y a encausar el andar hacia el progreso equitativo y sostenible.

Las expectativas son altas porque Colombia está lista para cosas grandes. Tenemos que atrevernos a soñar a ser un país modelo en la región y en el mundo Clic para tuitear

Confío en que el Presidente Duque, junto con una bancada fuerte en el Congreso y un gran número de nuevos liderazgos jóvenes, encontremos el camino a través del Buen Gobierno, para cerrarle definitivamente las puertas al populismo que destruye naciones enteras, fractura a la sociedad y posesiona a élites mafiosas en las más altas esferas del poder, no para trabajar, trabajar y trabajar por el pueblo, sino a vivir a expensas de él como lo hacen los parásitos.

Presidente Duque, tome usted el mando de este barco sin norte ni sur y recuperemos el tiempo perdido. Seamos el país que merecemos ser.

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 360 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo