Universidades, ¿centros de pensamiento libre?

Aldumar Forero Orjuela

Aldumar Forero Orjuela

Universidades, ¿centros de pensamiento libre? Por Aldumar Forero Orjuela Clic para tuitear

Aldumar Forero Orhuela

En el mundo y en especial Colombia, las universidades tanto públicas y privadas NO garantizan el derecho humano de la libertad, la libertad de expresión y de pensamiento. Por un lado, admiten, descaradamente que son promotores del libre pensamiento, pero por otro se quedan callados ante la andanada de ataques de quienes quieren imponer una forma de pensar. Algunas promueven la oposición al Estado, otras lo defienden y algunas más se quedan en un silencio pavoroso. Qué tan difícil les cuesta a algunas universidades hacer respetar la opinión de TODOS los estudiantes.

Me preocupa demasiado que universidades del país, por mantener una “neutralidad” frente a opiniones de la sociedad, se vea inmiscuida en un contexto de agresión por omisión contra sus propios estudiantes. Existen opiniones que son aceptadas en algunas universidades porque los dejan hacer lo que quieren, pero si hay otro tipo de opiniones, sobre todo, contrarias a las que sobresalen en el centro educativo, la única respuesta es silencio total. En ese momento están tomando partido y eso no debe ser así.

Si en donde se está formando una persona para servirle a la sociedad aceptan un tipo de opinión y rechazan cualquier otra, ese centro de educación debería cambiar el nombre por uno que represente la singularidad y no la pluralidad. No se nos puede decir, que estamos en un lugar territorio de paz, si en ese “territorio” al pensamiento contrario se le ataca. No hago juicios de valor personales contra personas y/o instituciones en particular, pues el problema de la carencia de democracia de las universidades es general, por ende, aunque la “mayoría” no le guste el pensamiento divergente, existimos muchos otros, estudiantes y profesores que no seguimos el juego de una supuesta mayoría.

El sistema educativo colombiano, aunque el ente rector sea el Ministerio de Educación y las Secretarías Regionales de Educación está permeado por un grupo, NO de educación, sino POLÍTICO e IDEOLÓGICO. Muchos padres de familia no conocen bien, y no tienen por qué hacerlo, pues envían a sus hijos a educarse de la mejor manera, que muchos centros de educación son escuelas de ideología política y de adoctrinamiento contra el Estado. 

Algunos estudiantes de universidad, muchas veces nos replegamos, más no negamos nuestro pensamiento, para no ser objeto de represalias de quienes no toleran nuestra forma de pensar. En el país, profesores universitarios hacen política ideológica en sus aulas de clases, pero tienen una estrategia que les evita que se les acuse de adoctrinamiento, son muy sagaces. Nunca se dejan encontrar en flagrancia, dicen sus cosas, adicionan teoría académica, cuentan un “chiste” (por cierto, muchos malos), preguntan si nos gusta las fiestas y en ese envolate se pierde la noción del objetivo en los estudiantes, pero quien adoctrina sabe lo que hace, es espantoso.

Existe en varias universidades del país, centros de discusión política para los estudiantes, ese espacio me parece el mejor y el más acertado para que las IDEAS fluyan en vez de que las AGRESIONES sean la base de las discusiones académicas, políticas, económicas y sociales. Deberían TODAS las universidades del país hacer esos centros, podrían ser llamados “Comités Interpartidistas”. Lugares donde TODAS las posiciones puedan debatir, rebatir, replicar y hasta, por qué no, llegar a consensos. No deberían negarse a esta opción, donde así nadie estaría excluido dentro de la universidad por sus opiniones y lo más importante desescalaría mucho el lenguaje grosero, violento y poco constructivo que a veces se presenta en las redes sociales.

Estudiantes como yo, que defendemos unos ideales que nos parecen los correctos y que en un tiempo funcionaron y que, por ser valores democráticos aun, en la actualidad sirven, hemos tenido que soportar a veces los malos comentarios, las sátiras, las insinuaciones y, muchas veces los insultos y las amenazas de quienes se hacen llamar promotores, defensores y fortalezas de la paz. Estoy seguro, que muchos como yo, hemos sido respetuosos hasta con quienes nos maltratan con nuestras familias, y lo somos no por debilidad, o por huir a la controversia, pues siempre encontrarán en nosotros, respeto y toda la disposición para el debate de las ideas, sino que no hacemos juego a provocaciones que lo que intentan es sofocarnos y después alterarnos para que ellos tengan un “argumento” más de ataque.

Las universidades deben construir la paz empezando porque las opiniones de TODOS los estudiantes primero sean oídas y segundo sean escuchadas sin tener que soportar una violencia verbal. No ataco a las universidades, ni a los profesores o estudiantes, sino que les hago un llamado respetuoso a toda la comunidad a que evitemos el ataque personal y emprendamos el viaje de las ideas y de la discusión pública en la academia.

Aldumar Forero Orjuela
Acerca de Aldumar Forero Orjuela 41 Articles
Aldumar Forero Orjuela, nací el 12 de noviembre de 1998 en Bogotá D.C., estudiante de Economía de la Universidad de la Salle. Egresado del colegio Externado Porfirio Barba Jacob de Bogotá, de este colegio soy Bachiller Técnico. Durante mis últimos años de bachiller trabaje en prácticas como "asesor" contable en la misma institución académica; técnico en Asistencia Administrativa. Miembro activo del grupo más grande de jóvenes en Colombia en materia política, Universitarios del Centro Democrático (UNICD). Mi pasión la política de mi país, mi interés la coyuntura mundial.