“Vamos Hervenses Vamos, vamos a la Inmortalidad♪ ♫”

J. Sebastián Gutiérrez H.

“Vamos Hervenses Vamos, vamos a la Inmortalidad♪ ♫”. Columna de Juan Sebastián Gutiérrez Herrán. @SebastianGutih1 Clic para tuitear

@SebastianGuti1

Vamos Hervenses Vamos, Vamos a la inmortalidad”(..♪ ♫) afirma una de las estrofas del Himno de un municipio colombiano al norte del Tolima que ayer paso a la historia, a la “inmortalidad” por ser uno de las municipalidades nacionales donde hubo un evento electoral totalmente inesperado, y con ello reitero por completo lo sucedido como un fenómeno democrático jamás antes visto en nuestro país.

El Municipio de Herveo (Tolima) tiene una increíble historia de acercamiento con los Caldenses y Antioqueños; Desde su fundación por colonos Antioqueños del municipio de Sonsón y Abejorral, hasta su póstumo desenlace económico y social con la ciudad de Manizales (caldas). Esto poniéndolos en confrontaciones muy propias de naturaleza indentitaria y vicisitudes complejas como su división política territorial, en aras de construir su pequeña comunidad anclada en las montañas cercanas al Nevado del Ruiz y al volcán “cerro bravo”. Con lo anterior aclaro que no es menester de mi parte hacer un acercamiento conceptual ni a su historia ni a su vida sociológica, que en parte es corta y breve.

El real motivo por el cual se construyen las siguientes letras y conjeturas es con el sencillo motivo de dejar por sentado que lo acontecido el fin de semana ante un proceso electoral desconcertante es y será un evento extraordinario, y ello por varios motivos. El primero de ellos puede ser el sencillo hecho de que solo 17 personas hayan votado una consulta dispuesta para más de 5000 ciudadanos aptos para votar, esto ya de por si es algo bastante impresionante; Pero ello no para ahí, las personas que promovieron dicha campaña revocatoria al parecer tienen una serie de intereses de índole personal frente al ayuntamiento o alcaldía que actualmente está en cabeza del Alcalde Nondier Arias, un Uribista acérrimo y decidido que ha trabajado muy a particular manera por su comunidad.

Los promotores de dicha campaña revocatoria al parecer nunca se imaginaron que la finalidad de sus caprichos personales le costara al Estado más de 300 millones de pesos a un municipio de baja categoría Fiscal como lo es Herveo, dicho de otra forma un gasto abismal para un pueblo pobre. Los mecanismos mismos de nuestra democracia permiten elementos jurídicos como la revocatoria o tutela; que a veces son utilizados indebidamente, por desconocimiento en materia o por simple ignorancia frente a dichos mecanismos. Lo cierto y objetivo es que para el caso particular suscitado este fin de semana en el municipio de Herveo la pérdida del erario público es significativa y colosal para la dinámica humilde que llevan dichos pobladores quienes con sus impuestos pagan por estos caprichitos de algunos pequeños “lideres” políticos que a su lógica querían pasar a la historia.

Las confusiones de tipo ideológico y conceptual, la falta de educación y precisión política no solo se viven en los macro-espectros de la vida nacional, sino que también como lo pudimos evidenciar en el caso Herveo las confusiones entre funcionarios, administrativos y ciudadanos es clara; La mala utilización de herramientas jurídicas y políticas pueden llevar a eventos que afecten directamente a toda la comunidad, esto es entonces otro caso de “politiquería barata” y egos de pequeños líderes locales que lo único que hacen es desencadenar una serie de malestares que realmente afectan a la ciudadanía, o se organizan para hacer las cosas bien o mejor no hagan nada, no dejen manchada la historia de un bello municipio como lo es Herveo Tolima.

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 361 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo