Venezuela y nuestras elecciones Columna de John Marulanda @JohnMarulandaM

John Marulanda

Venezuela y nuestras  elecciones

@JohnMarulandaM

Nunca antes los soldados venezolanos han estado tan entrampados como hoy, sosteniendo un régimen declarado ilegítimo por medio mundo. El Mando de mayor visibilidad, el General Padrino, renovó su lealtad a Maduro, aunque la tropa rasa esta famélica, sobreviviendo con sus familias día a día, sin ánimo de enredarse en ningún conflicto confuso, urbano, dominado por la falsa información y la propaganda, en donde la logística no se puede garantizar y el Control se perdería fácilmente.

Pero lo que más les corroe el “honor” es la injerencia cubana en su quehacer. La Inteligencia Militar, con el apoyo del Servicio Bolivariano de Inteligencia, ambos bajo la orientación del G2 castrista, están en modo “purga” y han arrestado unos 200 miembros de todas las Fuerzas acusándolos de traición a la patria. Coroneles Comandantes de Unidades de Fuerzas Especiales, que por su entrenamiento y motivación serían las llamadas a retar a la Superioridad y exigir un cambio de gobierno, han sido confinados.

La Inteligencia Militar, con el apoyo del Servicio Bolivariano de Inteligencia, ambos bajo la orientación del G2 castrista, están en modo “purga” y han arrestado miembros acusándolos de traición a la patria. Clic para tuitear

Según el New Yorker, el presidente Santos, insinuó que un levantamiento militar seria “visto con buenos ojos”, pero ¿Puede concretarse un coup d´etat en Venzuela hoy?

Acciones de civiles como la del piloto Oscar Pérez, masacrado por un “Colectivo” o la del Capitán Caguaripano, ahora pudriéndose en “La Tumba” del Helicoide, son episódicas y demuestran la ausencia de un liderazgo oportuno y el poco coraje y capacidad del Coronelato para intervenir. Desanimados, los cuadros solamente esperan lograr mejores posiciones burocráticas para garantizar su subsistencia por medio de la corrupción generalizada, minando la moral institucional y debilitando las defensas del país contra un enemigo demoledor que no entiende de ideologías: el narcotráfico. El mismo que alimenta el Crimen Organizado Transnacional y el Terrorismo.

Para Maduro, la amenaza es “una acción militar fronteriza” de Colombia que, en medio de la creciente crisis migratoria, le sería útil para consolidar una nueva Cuba en el Hemisferio.

Rusia, principal proveedor de armas y China, acreedor de más de 60 billones de dólares, apoyan la dictadura madurista mientras planean  desgastar a Estados Unidos en su patio trasero, con el aplauso de Irán. El gobierno de Trump, por su parte, escala su agresividad retórica y aprieta la asfixia económica.

En este escenario, Iván Duque es la mejor opción para pilotear con sensatez, decisión y serenidad, la turbulencia que se avizora

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 479 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo